Como limpiar los faros del coche: los 5 mejores trucos

Limón y bicarbonato

Uno de los trucos más efectivos para limpiar los faros del coche es utilizar una mezcla de limón y bicarbonato de sodio. Estos dos ingredientes naturales tienen propiedades limpiadoras y desinfectantes que ayudarán a eliminar la suciedad y el desgaste de los faros.

Para utilizar este truco, necesitarás cortar un limón por la mitad y exprimir su jugo en un recipiente. Luego, añade una cucharada de bicarbonato de sodio y mezcla bien hasta obtener una pasta espesa.

Una vez que hayas preparado la mezcla, aplica una capa generosa sobre los faros del coche y déjala actuar durante unos minutos. Luego, utiliza un cepillo de dientes viejo o una esponja para frotar suavemente los faros y eliminar la suciedad acumulada.

Finalmente, enjuaga los faros con agua limpia y seca con un paño suave. Verás cómo tus faros lucen como nuevos y tienen una mayor visibilidad en la carretera.

Vinagre

Otro truco casero para limpiar los faros del coche es utilizar vinagre. El vinagre blanco es un excelente limpiador natural que puede ayudar a eliminar la suciedad y el desgaste de los faros.

Para utilizar este truco, necesitarás mezclar partes iguales de vinagre blanco y agua en un recipiente. Luego, sumerge un paño limpio en la mezcla y exprímelo ligeramente para eliminar el exceso de líquido.

A continuación, frota suavemente los faros del coche con el paño humedecido en la mezcla de vinagre y agua. Asegúrate de cubrir toda la superficie de los faros y presta especial atención a las áreas más sucias.

Una vez que hayas terminado de limpiar los faros con el vinagre, enjuágalos con agua limpia y seca con un paño suave. Verás cómo tus faros quedan brillantes y sin rastros de suciedad.

Ceniza

Si estás buscando un truco casero y económico para limpiar los faros del coche, la ceniza puede ser una excelente opción. La ceniza de madera tiene propiedades abrasivas que pueden ayudar a eliminar la suciedad y el desgaste de los faros.

Para utilizar este truco, necesitarás un poco de ceniza de madera y un paño suave. Simplemente esparce un poco de ceniza sobre el paño y frota suavemente los faros del coche con movimientos circulares.

A medida que frotes los faros con la ceniza, verás cómo la suciedad se va desprendiendo y los faros recuperan su brillo original. Una vez que hayas terminado de limpiar los faros, enjuágalos con agua limpia y seca con un paño suave.

Agua, jabón y lijas

Si los faros de tu coche están muy desgastados y opacos, es posible que necesites utilizar un método más agresivo para limpiarlos. En este caso, puedes utilizar agua, jabón y lijas de grano fino para pulir los faros y eliminar el desgaste.

Para utilizar este truco, necesitarás un cubo con agua tibia y jabón, así como lijas de grano fino (como las de 2000 o 3000). Comienza sumergiendo las lijas en el agua jabonosa durante unos minutos para ablandarlas.

Luego, moja los faros del coche con agua limpia y comienza a frotar suavemente la superficie de los faros con las lijas mojadas. Realiza movimientos circulares y aplica una presión suave para eliminar el desgaste y las marcas.

A medida que vayas puliendo los faros con las lijas, verás cómo la superficie se vuelve más suave y brillante. Una vez que hayas terminado de pulir los faros, enjuágalos con agua limpia y seca con un paño suave.

Pasta de dientes

Si estás buscando un truco rápido y sencillo para limpiar los faros del coche, la pasta de dientes puede ser tu mejor aliada. La pasta de dientes tiene propiedades abrasivas que pueden ayudar a eliminar la suciedad y el desgaste de los faros.

Para utilizar este truco, necesitarás un poco de pasta de dientes blanca (evita las pastas de dientes de gel) y un paño suave. Simplemente aplica una pequeña cantidad de pasta de dientes sobre el paño y frota suavemente los faros del coche con movimientos circulares.

A medida que frotes los faros con la pasta de dientes, verás cómo la suciedad se va desprendiendo y los faros recuperan su brillo original. Una vez que hayas terminado de limpiar los faros, enjuágalos con agua limpia y seca con un paño suave.

Productos específicos

Si ninguno de los trucos caseros anteriores te ha funcionado o si prefieres utilizar un producto específico para limpiar los faros del coche, existen en el mercado una gran variedad de opciones.

Algunos de los productos más populares para limpiar los faros del coche son los limpiadores de faros en aerosol, los kits de restauración de faros y los selladores de faros. Estos productos suelen ser fáciles de usar y vienen con instrucciones detalladas.

Antes de utilizar cualquier producto específico, asegúrate de leer las instrucciones y seguir las recomendaciones del fabricante. Además, recuerda utilizar guantes y protección ocular para evitar cualquier contacto con los productos químicos.

Limpiar los faros del coche es una tarea importante para mantener una buena visibilidad en la carretera. Ya sea utilizando trucos caseros como limón y bicarbonato, vinagre, ceniza, agua, jabón y lijas, o pasta de dientes, o utilizando productos específicos, es importante dedicar tiempo y esfuerzo a mantener los faros en buen estado.

Recuerda que la limpieza de los faros debe realizarse regularmente para evitar que se acumule suciedad y desgaste. Además, si los faros están muy desgastados o dañados, es recomendable acudir a un profesional para su reparación o reemplazo.

¡No esperes más y comienza a limpiar tus faros del coche para tener una conducción segura y una apariencia impecable!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir