Como hacer una salsa de tomate casera en 10 minutos

La salsa de tomate es un condimento muy versátil que se utiliza en una gran variedad de platos, desde pastas hasta pizzas, pescados y huevos fritos con patatas. Aunque puedes comprar salsa de tomate en el supermercado, hacerla en casa es muy sencillo y te permite controlar los ingredientes y el sabor. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer una deliciosa salsa de tomate casera en tan solo 10 minutos.

Ingredientes

  • 3 tomates
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Azúcar

Pasos

Paso 1: Lavar los tomates y trocearlos

Comienza lavando los tomates bajo agua fría para eliminar cualquier suciedad. Luego, córtalos en trozos pequeños para facilitar su triturado posterior.

Paso 2: Pela y corta la cebolla y el ajo

Pela la cebolla y el diente de ajo y córtalos en trozos pequeños. Esto ayudará a que se mezclen mejor con los tomates durante el proceso de triturado.

Paso 3: Triturar los tomates, cebolla, ajo, sal y azúcar en la batidora hasta obtener una mezcla homogénea

Coloca los tomates, la cebolla, el ajo, una pizca de sal y una cucharadita de azúcar en la batidora. Tritura todo a máxima potencia hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.

Paso 4: Sofreír la salsa de tomate en una cazuela con aceite de oliva hasta que el tomate esté hecho

Calienta un poco de aceite de oliva en una cazuela a fuego medio. Vierte la salsa de tomate triturada en la cazuela y cocina durante unos minutos, removiendo constantemente, hasta que el tomate esté completamente cocido y la salsa haya espesado ligeramente.

Paso 5: Servir la salsa de tomate con platos de pasta, pizzas, pescado o huevos fritos con patatas

Una vez que la salsa de tomate esté lista, puedes servirla con tus platos favoritos. Es perfecta para acompañar pastas, pizzas, pescados o incluso huevos fritos con patatas. ¡Deja volar tu imaginación y disfruta de esta deliciosa salsa casera!

Paso 6 (opcional): Colocar la tapa en la cazuela al cocinar la salsa para evitar salpicaduras

Si deseas evitar salpicaduras mientras cocinas la salsa de tomate, puedes colocar la tapa en la cazuela. Esto ayudará a mantener la cocina más limpia y segura.

¡Y eso es todo! En tan solo 10 minutos, podrás disfrutar de una salsa de tomate casera y deliciosa. No hay nada como el sabor fresco y natural de los tomates recién triturados. Así que la próxima vez que necesites salsa de tomate, no dudes en hacerla tú mismo. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir