Como hacer un sauna en casa: 13 pasos con imágenes

1. Escoge un lugar adecuado en tu casa

El primer paso para hacer un sauna en casa es escoger un lugar adecuado donde puedas instalarlo. Debes asegurarte de que haya acceso a tuberías de agua y líneas de electricidad. También es importante considerar el espacio disponible y la ventilación adecuada.

2. Instala las tuberías necesarias

Una vez que hayas escogido el lugar adecuado, es hora de instalar las tuberías necesarias. Esto incluye las tuberías de agua para la ducha y las tuberías de gas o cables para el sistema de calefacción. Es importante contratar a un profesional para que realice esta instalación de manera segura y eficiente.

3. Cava un espacio para las rocas o prepara el sistema de calefacción por infrarrojos

Si has decidido utilizar rocas de lava para calentar tu sauna, deberás cavar un espacio en el suelo donde puedas colocar las rocas. Este espacio debe ser lo suficientemente grande como para acomodar las rocas y permitir una buena circulación de aire.

Si prefieres utilizar un sistema de calefacción por infrarrojos, asegúrate de tener suficiente energía para el sistema de calefacción. Consulta las instrucciones del fabricante para instalar correctamente el sistema de calefacción por infrarrojos.

4. Construye una base simple para tu sauna

Una vez que hayas preparado el espacio para las rocas o el sistema de calefacción, es hora de construir una base simple para tu sauna. Puedes utilizar madera tratada a presión o concreto para construir la base. Asegúrate de que la base sea lo suficientemente fuerte y estable para soportar la estructura de la sauna.

5. Construye la estructura interna

Después de construir la base, es hora de construir la estructura interna de tu sauna. La estructura interna debe ser una estructura sencilla que consta de tablas de madera. Deja espacio para tres puntos de ventilación, uno en el techo, uno en el suelo, y uno encima de la estufa. También debes agregar espacios para los bancos y las ventanas a tu gusto.

6. Aisla el marco interior

Una vez que hayas construido la estructura interna, es importante aislarla correctamente. Utiliza fibra de vidrio para aislar el marco interior. Asegúrate de cubrir todas las áreas y de que no haya espacios sin aislar. También debes añadir una barrera de vapor para mantener la humedad de la fibra de vidrio y ayudar a que dure más tiempo.

7. Construye un muro exterior

Después de aislar el marco interior, es hora de construir un muro exterior alrededor de un pie (o 30 cm) fuera del marco interior. Puedes utilizar madera tratada a presión o cualquier otro material resistente al agua. Asegúrate de que el muro exterior esté bien sellado para evitar filtraciones de agua.

8. Construye el techo de la sauna

Una vez que hayas construido el muro exterior, es hora de construir el techo de la sauna. Puedes utilizar madera simple o baldosas para construir el techo. Recuerda que debes mantener un punto de ventilación abierto en el techo para que escape el vapor generado por el sauna.

9. Instala el sistema de calefacción

Después de construir el techo, es hora de instalar el sistema de calefacción. Si has decidido utilizar rocas de lava, coloca las rocas en el espacio que cavaste previamente. Si has optado por un sistema de calefacción por infrarrojos, sigue las instrucciones del fabricante para instalar correctamente el sistema.

10. Coloca la primera capa de suelo con mosaicos de cerámica

Una vez que hayas instalado el sistema de calefacción, es hora de colocar la primera capa de suelo. Utiliza mosaicos de cerámica para esta capa. Los mosaicos de cerámica son ideales para el suelo de un sauna, ya que son resistentes al calor y a la humedad. Esta capa de suelo acumulará la humedad generada por el sauna.

11. Coloca una segunda capa de piso con tablas sueltas

Después de colocar la primera capa de suelo, es hora de colocar una segunda capa de piso. Utiliza tablas sueltas para esta capa. Las tablas sueltas deben ser fáciles de quitar para limpiar los mosaicos de cerámica y mantener la higiene del sauna.

12. Instala el calentador del sauna

Una vez que hayas colocado la segunda capa de piso, es hora de instalar el calentador del sauna. Sigue las instrucciones del fabricante para instalar correctamente el calentador. Asegúrate de dejar un espacio amplio alrededor del calentador para evitar cualquier riesgo de incendio.

13. Agrega los bancos, ventanas y accesorios

Por último, agrega todos los bancos, las ventanas y los demás accesorios que quieras ponerle a tu sauna. Los bancos deben ser cómodos y resistentes al calor. Las ventanas deben ser de vidrio resistente al calor y deben permitir una buena ventilación. También puedes agregar otros accesorios como luces, relojes y termómetros para mejorar tu experiencia en el sauna.

¡Y eso es todo! Siguiendo estos 13 pasos, podrás hacer un sauna en casa y disfrutar de todos los beneficios para la salud que ofrece. Recuerda siempre seguir las instrucciones de seguridad y consultar a un profesional si no estás seguro de cómo realizar alguna de las tareas mencionadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir