Como hacer crema de calabacin con quesitos: receta tradicional y sencilla

La crema de calabacín con quesitos es una receta tradicional y sencilla que resulta perfecta para disfrutar en cualquier época del año. Es una opción saludable y deliciosa que combina la suavidad del calabacín con el sabor cremoso de los quesitos. En este artículo, te enseñaremos paso a paso cómo hacer esta deliciosa crema en la comodidad de tu hogar.

Limpieza y preparación de los ingredientes

Antes de comenzar a preparar la crema de calabacín con quesitos, es importante asegurarse de tener todos los ingredientes limpios y preparados. Para ello, sigue los siguientes pasos:

1. Limpia los calabacines: Lava los calabacines bajo agua fría para eliminar cualquier suciedad. Luego, corta los extremos y pela la piel si lo deseas.

2. Corta los calabacines: Una vez limpios, corta los calabacines en rodajas grandes. Esto facilitará su cocción posteriormente.

3. Prepara la patata: Pela la patata y córtala en rodajas grandes. La patata ayudará a espesar la crema y aportará una textura suave.

4. Lava y trocea el puerro: Lava el puerro bajo agua fría para eliminar cualquier suciedad. Luego, trocéalo en rodajas.

5. Pica la cebolla y el diente de ajo: Pela la cebolla y el diente de ajo, y pícalos finamente. Estos ingredientes agregarán sabor a la crema.

Preparación de la base de la crema

Una vez que todos los ingredientes estén limpios y preparados, es hora de comenzar a preparar la base de la crema de calabacín con quesitos. Sigue estos pasos:

1. Pon una cazuela en el fuego: Coloca una cazuela en el fuego y agrega un chorro de aceite de oliva. Deja que se caliente.

2. Sofríe la verdura: Añade el ajo y la cebolla picada, el puerro y una pizca de sal a la cazuela. Remueve bien para que se mezclen los sabores y sofríe la verdura durante unos minutos hasta que esté tierna.

Cocción de las verduras

Una vez que la base de la crema esté lista, es hora de añadir las verduras y cocinarlas a fuego lento. Sigue estos pasos:

1. Añade las verduras: Agrega al sofrito los calabacines cortados, las rodajas de patata y el caldo de verduras. Remueve con una cuchara para que se mezclen los ingredientes.

2. Añade agua: Añade agua a la cazuela hasta que cubra las verduras. Esto permitirá que se cocinen adecuadamente.

3. Tapa la cazuela: Tapa la cazuela y deja cocinar a fuego lento durante 20-25 minutos, o hasta que la patata esté cocida y las verduras estén tiernas.

Añadir los quesitos y triturar

Una vez que las verduras estén cocidas, es hora de añadir los quesitos y triturar la crema para obtener una textura suave y cremosa. Sigue estos pasos:

1. Apaga el fuego: Apaga el fuego y deja que la crema se enfríe un poco antes de continuar.

2. Añade los quesitos: Añade los quesitos a la cazuela y remueve bien para que se derritan y se mezclen con las verduras.

3. Tritura la crema: Utiliza una batidora de mano o una licuadora para triturar la crema hasta obtener una textura suave y homogénea. Asegúrate de que no queden grumos.

Servir y decorar

Una vez que la crema esté lista, es hora de servirla y decorarla para darle un toque final. Sigue estos pasos:

1. Sirve la crema de calabacín: Vierte la crema en cuencos individuales o en platos hondos.

2. Ralla nuez moscada: Ralla un poco de nuez moscada por encima de cada porción de crema. Esto le dará un sabor extra y un toque aromático.

3. Decora la crema: Para darle un toque visual, decora la crema con unos picatostes y cebollino picado. Esto le dará un contraste de texturas y colores.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa crema de calabacín con quesitos casera. Esta receta es perfecta como entrante o como plato principal acompañada de pan tostado. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir