Cambiar cerradura puerta blindada tres puntos: pasos y consejos

Cambiar la cerradura de una puerta blindada de tres puntos puede parecer una tarea complicada, pero con los pasos adecuados y los consejos correctos, es algo que puedes hacer por ti mismo. En este artículo, te guiaré a través de los pasos necesarios para cambiar la cerradura de tu puerta blindada de tres puntos, asegurando así la seguridad de tu hogar.

Paso 1: Retirar la puerta del marco

El primer paso para cambiar la cerradura de tu puerta blindada de tres puntos es retirar la puerta del marco. Para hacer esto, necesitarás un ayudante para sostener la puerta mientras la desencajas de las bisagras. Asegúrate de tener suficiente espacio para trabajar y coloca la puerta en un lugar seguro.

Paso 2: Desmontar la antigua cerradura

Una vez que la puerta esté fuera del marco, es hora de desmontar la antigua cerradura. Comienza quitando los tornillos que sujetan la placa de la cerradura en el borde de la puerta. Luego, retira la placa y cualquier otro componente de la cerradura que esté visible.

Paso 3: Quitar los tirafondos que sujetan la manilla

Después de desmontar la cerradura, es necesario quitar los tirafondos que sujetan la manilla en el interior de la puerta. Utiliza un destornillador para aflojar y quitar los tirafondos, asegurándote de guardarlos en un lugar seguro para su uso posterior.

Paso 4: Retirar la manilla y el cuadradillo

Una vez que los tirafondos estén fuera, podrás retirar la manilla y el cuadradillo de la puerta. Estos componentes suelen estar conectados mediante un tornillo o una tuerca, así que asegúrate de desmontarlos correctamente para evitar dañar la puerta.

Paso 5: Quitar el bombín de la cerradura

El siguiente paso es quitar el bombín de la cerradura. Utiliza una llave adecuada para girar el bombín en la dirección correcta y desenroscarlo de la cerradura. Una vez que esté suelto, podrás extraerlo de la puerta.

Paso 6: Localizar y soltar el tornillo que sujeta el bombín

Después de quitar el bombín, es posible que encuentres un tornillo que lo sujeta en su lugar. Localiza este tornillo y utilice un destornillador para aflojarlo y quitarlo. Esto permitirá que la caja de la cerradura se retire más adelante.

Paso 7: Girar el bombín con la llave hasta que salga

Una vez que el tornillo esté fuera, utiliza la llave para girar el bombín en la dirección correcta hasta que salga completamente de la cerradura. Asegúrate de tener cuidado al hacer esto para evitar dañar la cerradura o la puerta.

Paso 8: Retirar la caja de la cerradura

Con el bombín fuera, es hora de retirar la caja de la cerradura. Utiliza un destornillador para aflojar y quitar los tirafondos que sujetan la caja en su lugar en el borde de la puerta. Asegúrate de guardar los tirafondos en un lugar seguro para su uso posterior.

Paso 9: Soltar los tirafondos que sujetan la caja

Una vez que los tirafondos estén fuera, podrás soltar la caja de la cerradura de la puerta. Utiliza un destornillador para aflojar y quitar los tirafondos restantes que sujetan la caja en su lugar en el interior de la puerta.

Paso 10: Sacar la caja tirando hacia arriba

Una vez que los tirafondos estén fuera, podrás sacar la caja de la cerradura tirando hacia arriba. Asegúrate de tener cuidado al hacer esto para evitar dañar la puerta o la caja de la cerradura.

Paso 11: Colocar la nueva cerradura de seguridad de tres puntos

Con la antigua cerradura completamente retirada, es hora de colocar la nueva cerradura de seguridad de tres puntos. Asegúrate de elegir una cerradura de alta calidad que cumpla con tus necesidades de seguridad.

Paso 12: Ajustar la caja central en el hueco y marcar la posición de todas las cajas

Una vez que tengas la nueva cerradura, coloca la caja central en el hueco dejado por la antigua cerradura y marca la posición de todas las cajas en el borde de la puerta. Esto te ayudará a asegurarte de que las cajas estén correctamente alineadas.

Paso 13: Realizar el vaciado de las cajas con un taladro y una broca para madera

Después de marcar la posición de las cajas, utiliza un taladro y una broca para madera del tamaño adecuado para realizar el vaciado de las cajas en el borde de la puerta. Asegúrate de hacer esto con cuidado y precisión para evitar dañar la puerta.

Paso 14: Repasar el interior de las cajas con una escofina

Una vez que hayas realizado el vaciado de las cajas, utiliza una escofina para repasar el interior de las cajas y asegurarte de que estén lisas y sin imperfecciones. Esto ayudará a que la cerradura se ajuste correctamente.

Paso 15: Marcar el lugar donde se realizará el canal para embutir el perfil metálico

Después de repasar el interior de las cajas, marca el lugar donde se realizará el canal para embutir el perfil metálico en el borde de la puerta. Utiliza una regla y un lápiz para asegurarte de que la marca esté recta y en el lugar correcto.

Paso 16: Hacer el canal con una fresadora y una fresa para ranuras

Una vez que hayas marcado el lugar del canal, utiliza una fresadora y una fresa para ranuras del tamaño adecuado para hacer el canal en el borde de la puerta. Asegúrate de hacer esto con cuidado y precisión para obtener resultados óptimos.

Paso 17: Encajar la cerradura en el canal con una maza de madera

Después de hacer el canal, encaja la cerradura en el canal utilizando una maza de madera para asegurarte de que esté bien ajustada. Asegúrate de hacer esto con cuidado para evitar dañar la cerradura o la puerta.

Paso 18: Fijar el perfil en la puerta con tirafondos

Una vez que la cerradura esté en su lugar, utiliza tirafondos para fijar el perfil en la puerta. Asegúrate de utilizar tirafondos del tamaño adecuado y de apretarlos correctamente para asegurar la estabilidad de la cerradura.

Paso 19: Colocar la puerta en su posición

Después de fijar el perfil, coloca la puerta en su posición en el marco. Asegúrate de tener un ayudante para sostener la puerta mientras la encajas en las bisagras y asegúrate de que esté correctamente alineada.

Paso 20: Señalar en el marco los puntos donde se colocarán las pletinas

Una vez que la puerta esté en su posición, utiliza un lápiz para señalar en el marco los puntos donde se colocarán las pletinas. Estos puntos deben coincidir con los orificios de las cajas de la cerradura en el borde de la puerta.

Paso 21: Dibujar los puntos para los bulones

Después de marcar los puntos para las pletinas, utiliza un lápiz para dibujar los puntos para los bulones en el marco. Estos puntos deben coincidir con los orificios de los bulones en la cerradura en el borde de la puerta.

Paso 22: Realizar los orificios correspondientes en el marco con un taladro y una broca para madera

Una vez que hayas dibujado los puntos para los bulones, utiliza un taladro y una broca para madera del tamaño adecuado para realizar los orificios correspondientes en el marco. Asegúrate de hacer esto con cuidado y precisión para obtener resultados óptimos.

Paso 23: Hacer un rebaje en el marco con un formón y una maza de madera

Después de realizar los orificios, utiliza un formón y una maza de madera para hacer un rebaje en el marco en los puntos donde se colocarán las pletinas. Esto permitirá que las pletinas se ajusten correctamente en el marco.

Paso 24: Fijar las pletinas en las cajas con tirafondos

Una vez que hayas hecho el rebaje, utiliza tirafondos para fijar las pletinas en las cajas de la cerradura en el borde de la puerta. Asegúrate de utilizar tirafondos del tamaño adecuado y de apretarlos correctamente para asegurar la estabilidad de las pletinas.

Paso 25: Comprobar que la cerradura funciona correctamente

Después de fijar las pletinas, comprueba que la cerradura funciona correctamente. Prueba todas las funciones de la cerradura, como el giro del bombín, el cierre de los bulones y la apertura y cierre de la puerta. Asegúrate de que todo funcione sin problemas antes de terminar el proceso de cambio de la cerradura.

Cambiar la cerradura de una puerta blindada de tres puntos puede parecer una tarea complicada, pero siguiendo estos pasos y teniendo en cuenta estos consejos, podrás hacerlo por ti mismo. Recuerda siempre priorizar la seguridad de tu hogar y utilizar herramientas adecuadas para realizar el trabajo. Si no te sientes cómodo realizando este tipo de trabajo, siempre puedes buscar la ayuda de un profesional para asegurarte de que la cerradura se instale correctamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir