Bolsas de semillas para calentar en microondas: cómo hacerlas en casa

Las bolsas de semillas para calentar en el microondas son una excelente opción para aliviar dolores musculares, cólicos menstruales o simplemente para mantenernos calientes en los días fríos. Además, son fáciles de hacer en casa y se pueden personalizar según nuestras preferencias. En este artículo, te mostraremos cómo hacer tus propias bolsas de semillas para calentar en el microondas.

Materiales necesarios

Para hacer las bolsas de semillas para calentar en el microondas, necesitarás los siguientes materiales:

  • Tela de algodón estampada
  • Tela de algodón lisa
  • Hilo
  • Tijeras
  • Semillas (como huesos de cereza, huesos de aceituna, lentejas, garbanzos, arroz, semillas de mijo o semillas de trigo)

Corte de las telas

Comienza cortando dos rectángulos del mismo tamaño con la tela estampada y la tela lisa. Puedes elegir el tamaño que desees, pero un tamaño estándar es de aproximadamente 20x20 cm.

Confección de la bolsa lisa

Dobla la tela lisa por la mitad, con el lado derecho hacia adentro, y cóselo por el contorno dejando una abertura en uno de los lados. Esta abertura será por donde rellenaremos la bolsa con las semillas.

Relleno de semillas

Dale la vuelta a la tela lisa para que el lado derecho quede hacia afuera. Luego, rellena la bolsa con las semillas, llenando aproximadamente dos terceras partes de la bolsa. Puedes utilizar una cuchara o embudo para facilitar el proceso.

Cierre de la bolsa lisa

Una vez que hayas llenado la bolsa con las semillas, cose la abertura de la tela lisa para cerrarla por completo. Asegúrate de hacerlo de manera segura para evitar que las semillas se salgan.

Confección de la bolsa estampada

Dobla la tela estampada por el revés, con el lado derecho hacia adentro, y cóselo alrededor dejando una abertura en uno de los lados, al igual que hicimos con la bolsa lisa.

Unión de las bolsas

Introduce la bolsa de tela lisa en la bolsa estampada, de manera que queden una dentro de la otra. Asegúrate de que los lados derechos de ambas telas estén hacia afuera. Luego, cose la abertura de la bolsa estampada para cerrarla y unir ambas bolsas.

Otras opciones sin coser

Si no quieres coser, también puedes utilizar una bolsa de algodón o incluso calcetines para hacer el saquito térmico. Simplemente llena la bolsa o el calcetín con las semillas y átalo bien para evitar que se salgan.

Tipos de semillas para rellenar

Existen diferentes tipos de semillas que puedes utilizar para rellenar tus bolsas de semillas para calentar en el microondas. Algunas de las opciones más comunes son:

  • Huesos de cereza
  • Huesos de aceituna
  • Lentejas
  • Garbanzos
  • Arroz
  • Semillas de mijo
  • Semillas de trigo

Estas semillas son ideales porque retienen el calor durante más tiempo y se adaptan bien al cuerpo.

Aromatización con plantas

Si deseas añadir un toque aromático a tus bolsas de semillas, puedes utilizar plantas aromáticas como la lavanda. Simplemente añade unas gotas de aceite esencial de lavanda a las semillas antes de rellenar la bolsa. De esta manera, cuando calientes la bolsa en el microondas, se liberará un agradable aroma.

Calentamiento en el microondas

Para calentar la bolsa de semillas en el microondas, simplemente introdúcela en el microondas durante aproximadamente dos o tres minutos, junto con un vaso de agua. El agua ayudará a evitar que las semillas se sequen demasiado y se quemen.

Almacenamiento seguro

Es importante almacenar las bolsas de semillas en un lugar seco y a salvo de la humedad. Esto es especialmente importante si has utilizado semillas que contienen aceite, como los huesos de cereza. La humedad puede hacer que las semillas se descompongan y aumentar el riesgo de combustión espontánea.

Reemplazo periódico

Es recomendable reemplazar las bolsas de semillas cada dos o tres años, dependiendo del uso y el estado de las semillas. Con el tiempo, las semillas pueden perder su capacidad de retener el calor y pueden volverse rancias. Además, las bolsas pueden desgastarse con el uso frecuente, por lo que es importante revisarlas regularmente y reemplazarlas si es necesario.

Con estos sencillos pasos, puedes hacer tus propias bolsas de semillas para calentar en el microondas y disfrutar de sus beneficios terapéuticos y reconfortantes. ¡No dudes en probar diferentes combinaciones de telas y aromas para personalizar tus bolsas y hacerlas aún más especiales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir